Trabajo Social

Las condiciones socioeconómicas que rodean a nuestros beneficiarios marcan en gran medida su actuar cotidiano y algunas de las veces de forma negativa. De ahí se deriva a necesidad de conocer los factores de esta índole que influyen en ellos y de esta forma poder intervenir adecuadamente a fin de mejorar su calidad de vida.

La participación del área de trabajo social es fundamental para dar el seguimiento a cada uno de nuestros beneficiarios y ofrecerles algunas alternativas que puedan aminorar las consecuencias de sus problemáticas particulares.

La atención se divide en tres aspectos básicos:

1. Proceso de ingreso:

a) Entrevista inicial.

b) Estudio socioeconómico.

c)Canalización para evaluación médica, psicológica y nutricional.

2. Seguimiento de las actividades que realizan a partir de su ingreso.

a) Control de asistencias en talleres.

b) Llamadas telefónicas y visitas domiciliarias cuando se requieran.

c) Verificación de corresponsabilidad que adquieren los beneficiarios en el cuidado de su salud, es decir, asistencia a sus citas programadas en los servicios de psicología, nutriología y medicina.

d) Asignación, actualización y ajustes en cuotas de recuperación.

e) Canalización a dependencias externas especializadas en cuestiones específicas ya sean médicas, jurídicas, sociales, laborales, etc., cuando los casos así lo ameriten.

3. Elaboración de Diagnóstico Social que alimente el diseño de Proyectos de Trabajo de la propia Fundación, basado en el conocimiento del contexto en que vive y se desarrolla nuestra población beneficiaria.

trabajo-social