Somos un Centro de Día para atención de personas mayores que proporciona oportunidades de desarrollo, educación, promoción y prevención de la salud, cultura y recreación, a fin de mantener su funcionalidad física y mental, evitar el aislamiento y la nulificación de su rol social, generar procesos autogestivos, fortalecer su autoestima y autonomía, favorecer la creación e incremento de sus redes sociales, mejorando así significativamente su calidad de vida.

Esto lo logramos desde una perspectiva multidisciplinaria e integradora que contempla la intervención profesional individualizada y simultánea de medicina, psicología, nutrición, pedagogía, trabajo social y un equipo de profesores de distintos talleres y actividades que se coordinan buscando la optimización de los procesos cognitivos, psicoafectivos, motrices y socioculturales de cada persona mayor intervenida.

Tu ayuda es muy valiosa

Te invitamos a conocernos y a unirte a nuestro Proyecto 

Con donativos en efectivo o en especie, 

como voluntario dando un poco de tu tiempo y conocimiento.

Una de las razones por las que el envejecimiento se ha convertido en una cuestión de interés es que, tanto la proporción, como el número absoluto de personas mayores, están aumentando de forma notable en las poblaciones de todo el mundo Organización Mundial de la Salud (OMS), 2015.

Este crecimiento es una consecuencia del descenso de la mortalidad y fecundidad a partir de las primeras etapas identificadas como transición demográfica, la cual, tiene una estrecha relación con el nivel de desarrollo económico y social de los países.  En México, habrá una disminución de la proporción de personas en edad de trabajar por cada persona mayor. Las proyecciones de la población del Consejo Nacional de Población (CONAPO) en el año 2004 mostraban que, mientras en 2005 habían 8.3 personas en edad de trabajar por cada persona mayor, para 2030 habrán 3.7 personas en edad de trabajar por cada persona mayor, para 2050 únicamente 2.0 personas en edad de trabajar por cada persona mayor (González, Ochoa, Montes & amp; Aquino, 2015) por ello como país se prevé un fuerte gasto económico, dado que las personas mayores ya no producen dinero al país.

El envejecimiento es un proceso en el que aparecen cambios en las condiciones físicas, transformaciones personales, en las redes sociales y familiares por cambios de roles y funciones, en la participación en el mercado laboral, en la independencia económica y funcional, la invisibilidad social, los estereotipos y los prejuicios; estos cambios generan depresión y otros trastornos psicoemocionales en los adultos mayores, deteriorándose así su salud biopsicosocial y afectando la relación intrafamiliar.

Se vuelve crítico el fomentar el autocuidado, la independencia, la autonomía y favorecer una cultura de envejecimiento y de prevención con la finalidad de alcanzar niveles de bienestar y alta calidad de vida en la población adulta mayor para potenciar la contribución del grupo de personas mayores al desarrollo social y prevenir que se convierta en un factor de crisis para los gobiernos, la sociedad y las familias.

IMG_0975
IMG_0986